Aprender a mantener el foco en meditación

Si hace poco que meditas, probablemente tu mente te "ataque" con pensamientos sin parar, llegan constantes y te metes en ellos sin querer, por eso hay que aprender a mantener el foco.

La forma de mantenerlo sin duda, es la respiración, ya que gracias a ella centramos toda nuestra atención en todo aquello que brota de nuestra consciencia en el momento presente. Y es que los pensamientos se transforman en emociones, que son respuestas involuntarias ante situaciones concretas, y que no podemos impedir que surjan, pero sí reaccionar ante ellos para ahorrarnos sufrimientos.

De tal manera que al sentarnos a meditar, observamos nuestras emociones sin poner juicio para no crear historias innecesarias en nuestra mente, paramos, reconocemos cuál ha sido el desencadenante de esa emoción y reaccionamos antes de que se somatice en el cuerpo. A esto le llamamos conciencia.

También para realzar el pensamiento positivo, podemos usar un mantra creado por nosotras, por ejemplo:

"confío en mi", "soy valiosa", "estoy en paz conmigo", "me quiero, me cuido y me respeto"

Estos mantras aportan calma y estabilidad a la mente, si mantienes la atención en ellos, es decir, que no lleguen a tu mente de forma automática, cree firmemente en tu mantra y poténcialo al máximo.

Os propongo un pequeño ejercicio que nos ayuda en el día a día, sobre todo cuando nos llegan muchos pensamientos, tenemos ansiedad o sentimos que tenemos pensamientos rumiativos, es decir, que viene el mismo pensamiento, una y otra vez... Toma nota!

  • Escribe tu mantra en un papel. Uno que te ayude a potenciar todo lo que necesitas hoy.
  • Durante 1 minuto dí tu mantra en voz alta.
  • Durante 1 minuto dí tu mantra en un susurro.
  • Durante 1 minuto dí tu mantra en tu mente.

Acompáñalo de tu respiración en todo momento.

Potenciar los pensamientos positivos, nos ayuda a estar mejor durante el día, a sentirnos con más energía, a estar más alegres, a confiar más en nosotras.

Este ejercicio lo puedes hacer por la mañana al levantarte, para ayudarte durante el día, o por la noche antes de acostarte, para coger mejor el sueño y dormir más tranquila.

Espero haberte ayudado a mantener el foco, y te espero en el siguiente post.

Namaste

Cristina

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published