Saludo a la luna, chandra namaskar

Hola de nuevo,
hoy es luna llena y están las cosas muy revueltas. Estos días se nota una energía muy muy densa que hace que estemos más irascibles de lo normal, que nos cueste dormir e incluso que haya más ansiedad de lo normal.
Por eso, hoy te enseño en este post qué es chandra namaskar o saludo a la luna.
Igual que en yoga hacemos el saludo al sol para llenarnos de energía, podemos hacer el saludo a la luna para calmar y regenerar. La fuerza del sol está en la zona del corazón, pero la de la luna está en la cabeza y es la que contiene nuestra energía para vivir. Es así como las asanas conectadas entre sí mediante un control de la respiración, apacigua la mente, reduce el insomnio, aumenta la flexibilidad y libera las tensiones.
Es perfecto para días que tienes la energía más baja, tienes estrés o sientes ansiedad, ya que estás conectada con tu cuerpo en presencia plena, y no te centras en nada más.
Tienes múltiples versiones en internet, y tendrás que ver la que más se asemeje con lo que necesitas o con cuál sea tu nivel de yoga ahora mismo, pero te invito a que conectes con esta secuencia, porque te va a ayudar muchísimo.
También puedes hacer esta meditación:
Siéntate en posición de loto en un sitio ventilado donde no haga frío ni calor. Comienza cerrando los ojos, alargando tu columna hacia el cielo y bajando un poco la barbilla para cerrar la cerradura de la garganta, y haz tres respiraciones profundas completas: inhala en 5 tiempos - exhala en 5 tiempos.
Es entonces cuando empiezas a notar que de tu cabeza empieza a salir una gran burbuja, y empieza a rodear todo tu cuerpo; en ella te sientes segura, cómoda, en paz, y vas viendo cómo fuera de ella se han quedado todos los problemas, el estrés, la ansiedad... ahora sólo estás tú disfrutando de ese momento, tu momento. Respira dentro de tu burbuja y déjate fluir...
Puedes estar dentro el tiempo que necesites, y depende si llevas mucho o poco tiempo meditando, haz lo que sientas, déjate llevar. Cuando así lo sientas, nota cómo la burbuja se va haciendo cada vez más chiquitita y se va metiendo en tu corazón. Sabes que la tienes ahí para cuando la necesites, es tuya.
Poco a poco vas respirando y abriendo los ojos, y te invito a escribir cómo te has sentido dentro de la burbuja, para cuando tengas que acudir a ella de nuevo.
Además puedes hacer pranayama antes de irte a dormir. En posición cómoda sentada o tumbada, cierras la fosa derecha de la nariz con el dedo índice de la mano derecha, y comienzas a inhalar y exhalar por la fosa izquierda, muy despacito, durante unos minutos. Te ayudará a oxigenar el lado derecho del cerebro y a dormir mucho mejor.
Espero haberte ayudado en estos días tan revolucionados que tenemos, y que te sientas mejor.
Seguimos en el camino
Namaste
Cristina

Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados