¿Por qué meditamos?

Gracias de nuevo por leer el blog de Koliflower en esta nueva etapa que comienzo con mucha ilusión.

Este verano he cogido varios libros en la biblioteca, y he encontrado muchos párrafos maravillosos que me han hecho reflexionar y abrirme a sentir cosas nuevas. Uno de ellos, es el libro de "Estás aquí" de Thich Nhat Hanth donde nos habla de la atención plena y vivir el presente, como en este párrafo:

"La atención plena es posible y la vida real también lo es. Las puertas del sol existen, como también existen el canto de los pájaros y el cielo azul. En cualquier momento puedes acceder a todo un paraíso de formas y colores. Pero ¿están tus ojos en condiciones de verlo?"

Y es que vamos tan rápido, que la mayoría de las veces no somos conscientes de las pequeñas cosas, y de agradecer lo que ya tenemos, como en el caso del párrafo del libro, unos ojos para poder ver y ser totalmente conscientes del momento en el que estamos aquí y ahora. Por eso es tan importante parar y vivir en presente, porque nuestra mente nos juega malas pasadas y nos lleva al pasado o a un futuro imaginario, que nos hace tener "rumiaciones" o pensamientos repetitivos en nuestra cabeza que no nos dejan avanzar.

Y al hilo de todo esto, hay otro párrafo del libro que dice:

"Durante la meditación observamos el discurrir de los sentimientos. Somos testigos de su fugacidad, por ello cuando tenemos un sentimiento desagradable nos decimos: ese sentimiento está en mi, pero como es impermanente perdurará un tiempo y acabará desapareciendo.
Cuando aprendemos a contemplar de ese modo la fugacidad de los sentimientos, sufrimos mucho menos"

Cuando lo leí me hizo reflexionar sobre cómo gestiono mis sentimientos y de cómo cada uno reaccionamos de una manera diferente ante lo que nos pasa. Hay cosas que para mi pueden ser un mundo, y para otras personas pueden ser algo vanales, y está bien, el problema es cuando te juzgas a ti misma o a los demás, ya que de manera consciente o no, creas una carga innecesaria que te acompañará.

Para que todo esto no llegue a surgir, al practicar la meditación, puedes trabajar con actividades para cultivar tu conciencia, la focalización y la relajación. Te propongo que hagas varias respiraciones antes de enfrentarte a alguien conflictivo, mantenerte presente mientras hablas con alguien o mientras caminas, dejarte sentir ante cualquier cosa por pequeña que sea, como oler una flor o abrazar a alguien.

La meditación nos ayuda a observar nuestras emociones tal y como son, a no enjuiciarlas y a no crear historias mentales innecesarias, te mantiene en el presente y te crea una conciencia que a lo mejor antes no eras capaz de reconocer.

Meditando se consiguen grandes logros y un autoconocimiento maravilloso.

Espero haberte ayudado un poco más en el conocimiento de la práctica.

Namaste

Cristina


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados